7 de agosto de 2010

dibujos...



algo de lo que sale de mi lápiz cuando no pienso en lo que tiene que salir. algo parecido a la felicidad

23 de julio de 2010

calesiteando por el éter


ya está listo y en marcha mi website.

gracias a la infinita paciencia y al trabajo de leo.

los invito a pasear por el parque, animarse a dar una vuelta en la calesita y por qué no sacar la sortija...

15 de junio de 2010

entre vectores


algunas viñetitas que nacieron del lápiz y terminaron entre vectores y nodos...

2 de junio de 2010

la felicidad viene en sobre!!




viajando desde barcelona llegó a casita un bello regalo de stel.la.


un regalo doble en sobre único, dos libros ilustrados y maravillosos.


uno es "un cor màgic" escrito por stel.la e ilustrado por laura di francesco, este vino con yapa, las tarjetas de las autoras y unos señaladores. está escrito en catalán, es muy poético, con la mágia de las palabras simples que resuenan en el corazón.


el segundo es "picasso y minou" con texto de p. i. maltbie e ilustraciones de pau estrada, lindísimo.


estoy maravillada y feliz! :))

13 de mayo de 2010

fui al río...


fui al río, y lo sentía
cerca de mí, enfrente de mí.
las ramas tenían voces
que no llegaban hasta mí.
la corriente decía
cosas que no entendía.
me angustiaba casi.
quería comprenderlo,
sentir qué decía el cielo vago y pálido en él
con sus primeras sílabas alargadas,
pero no podía.

regresaba
-¿era yo el que regresaba?-
en la angustia vaga
de sentirme solo entre las cosas últimas y secretas.
de pronto sentí el río en mí,
corría en mí
con sus orillas trémulas de señas,
con sus hondos reflejos apenas estrellados.
corría el río en mí con sus ramajes.
era yo un río en el anochecer,
y suspiraban en mí los árboles,
y el sendero y las hierbas se apagaban en mí.
me atravesaba un río, me atravesaba un río!

juan l. ortíz

8 de mayo de 2010

gloria

hay momentos que el reloj se empecina en atrapar en un mínimo temblor, sin saber que en ellos entra el mundo. instantes de una quietud blanda que nos acaricia y arropa. inagotables, efímeros, frágiles como el tiempo. sin anunciarse, se presentan para robarnos la voz y llevarnos de la mano a pasear por patios de antes con blancos de antes y risas de antes. eternidades de un segundo de esas que nos dejan todo el cuerpo hecho sonrisa, de esas que casi nos dan la ubicación exacta del alma